Desfibriladores en campos de fútbol e instalaciones deportivas

Las instalaciones deportivas cardioprotegidas frente a la muerte súbita, existen normativas por comunidades autónomas para la cardioprotección de espacios deportivos.


Deporte y cardioprotección con desfibriladores portátiles


La cardioprotección en el deporte es cosa de todos, y por ello un desfibrilador es un bien de los ciudadanos. El acceso público a la desfibrilación es fundamental para superar una muerte súbita, ya que por cada minuto que pasa tras una parada cardiaca las posibilidades de supervivencia se reducen un 10%, siendo a partir del séptimo minuto muy dificil de rescatar a la víctima sin secuelas. Las instalaciones deportivas donde se ejercen esfuerzos son escenarios proclives a una muerte súbita o parada cardiopulmonar.
 

Las instalaciones, centros o complejos deportivos con desfibriladores en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas deberían disponer de un desfibrilador externo semi automático.

 
En algunas comunidades autónomas es obligatorio que los desfibriladores en instalaciones deportivas estén conectados de manera permanente a la red de emergencias médicas, de forma que en el momento de su uso activen la actuación de la red de emergencias.
Las instalaciones deportivas en los que se instalen dispositivos de desfibrilación tienen que disponer de un espacio visible y adecuado para su instalación. Dichos dispositivos deberán estar debidamente señalizados mediante la señalización universal recomendada. Junto al desfibrilador se expondrán de manera visible las instrucciones para su uso, así como el teléfono emergencias médicas para el contacto con los servicios sanitarios. La ubicación de los mismos deberá identificarse debidamente precisando su localización en los planos o mapas informativos del lugar, de manera que las personas usuarias puedan acceder a ellos.
Las personas físicas o jurídicas responsables de la gestión o explotación de aquellos complejos o instalaciones deportivas donde se instale un desfibrilador externo serán responsables de garantizar su mantenimiento y conservación, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del equipo de modo que el desfibrilador y sus accesorios se encuentren en perfecto estado de uso.

Los clubes de fútbol y las instalaciones deportivas de bajo presupuesto tienen a su disposición la fórmula solidaria de Pulseras Salvavidas, con la colaboración de las entidades cercanas al club deportivo o asociación deportiva, se inicia la venta de pulseras Salvavidas a 64,00 MXN de precio unitario, el club deportivo conseguirá de forma gratuita el certificado de Instalación por la Cardioprotección, así como los desfibriladores y cursos homologados para su uso, formación homologada por las distintos estados mexicanos.

 


El renting la modalidad preferida para cardioproteger instalaciones deportivas

El alquiler de un espacio cardioprotegido es la modalidad preferida por la mayoría de ayuntamientos y clubes deportivos a la hora de cardioproteger sus instalaciones deportivas, el mantenimiento del espacio cardioprotegido y del desfibrilador, la caducidad de los parches o electrodos, la caducidad de las baterías o el servicio de desfibrilador de cortesía en caso de avería. En el mantenimiento controlamos el nivel de las baterías, auto test de funcionamiento para su perfecto estado para su uso.
 
Las entidades que colaboren con el Ayuntamiento estarán haciendo una acción de gran Responsabilidad Social que puede salvar vidas de sus vecinos, clientes, amigos o familiares, la inversión será fácilmente recuperable y deberán ser participes en todo momento de las comunicaciones, presentaciones o publicidad del Ayuntamiento sobre esta acción.

 

Desfibriladores en campos de fútbol e instalaciones deportivas

 

Los campos de fútbol, las instalaciones cubiertas, clubes, centros o complejos deportivos, desde las pistas de padel o atletismo hasta los campos de fútbol en los que el número de usuarios diarios sea igual o superior a 500 personas deberían instalar un desfibrilador externo automático o semi automático.

El esfuerzo cardíaco durante el ejercicio físico aumenta las posibilidades de sufrir una parada cardiopulmonar, el cardioproteger las instalaciones donde se practica deporte aumenta las posibilidades de supervivencia ante la muerte súbita.

 


Imprimir   Correo electrónico